EL LABERINTO HUMANO

20100204184324-paisajes-naturales-indiaErase una vez el hombre. Comprometido para vivir experiencias en un mundo diverso compartido con animales, plantas, minerales y una variedad de existencias diversas. Un mundo muy rico en su diversidad de formas. La convivencia de ese hombre desde el principio choca con su entorno y genera dos tipos de comportamiento.

Un comportamiento con las experiencias agradables esos conflictos de convivencia y compartir experiencias con su entorno le parecen más fáciles de aceptar, tolerar, tener paciencia y adaptación pero se da cuenta de su superioridad sobre el resto de las existencias con las que convive y se plantea porque tiene que adaptarse, tolerar, aceptar si puede cambiar las reglas de convivencia a su conveniencia generando cambios en su entorno que a su vez le producen más experiencias agradables en frecuencia y intensidad. Aparece por 1º vez el concepto de importancia de cambiar las reglas de convivencia para producir más experiencias agradables en frecuencia y intensidad.

El otro comportamiento con las experiencias desagradables esos conflictos de convivencia y compartir experiencias con su entorno son más difíciles de aceptar, tolerar, tener paciencia y adaptación y con más intensidad, convicción ve necesario cambiar las reglas de convivencia a su conveniencia generando cambios en su entorno que a su vez le producen menos experiencias desagradables en frecuencia y intensidad. Aparece por 1º vez el concepto de necesidad de cambiar las reglas de convivencia para producir menos experiencias desagradables en frecuencia y intensidad.

Estos dos conceptos importancia y necesidad que inicialmente salen de la relación del ser humano con su entorno en sus experiencias agradables y desagradables en los conflictos de convivencia inicialmente con su entorno, pasan a ser utilizados para la convivencia entre los seres humanos. Durante mucho tiempo se viven las relaciones humanas entre si y con su entorno con importancias y necesidades que con el tiempo crecen en intensidad y frecuencia hasta llegar a un nivel en que la mente humana comienza a sufrir. Sufrimiento de la mente, ansiedad externa, estrés.

Con el paso del tiempo ese sufrimiento de la mente, ansiedad, estrés que viene de los conceptos de importancia y necesidad en la relación del ser humano con su entorno y entre seres humanos va creciendo en intensidad y frecuencia generándose una transferencia de la importancia y necesidad del entorno hacia la propia mente del ser humano apareciendo un sufrimiento de la mente, ansiedad, estrés relacionada con los pensamientos y sentimientos de la mente humana. Se crean heridas de la mente. Sufrimiento de la mente, ansiedad interna, trastornos de ansiedad.

Este ser humano que sufre su mente por causas externas, estrés y causas internas, trastornos de ansiedad va generando continuos cambios de su entorno y entre los seres humanos para no sufrir, importancias y necesidades generando un laberinto de comportamientos con el entorno y entre los seres humanos que crece sin parar quedando atrapado en el sufrimiento. Acepta el sufrimiento como parte de la vida, de la relación con su entorno y con otros seres humanos pero a su vez sigue generando continuos cambios de su entorno y entre los seres humanos porque no acepta, no se adapta, se aferra a no sufrir, no tolera, no tiene paciencia.

En este laberinto donde el hombre no sabe salir atrapado en el sufrimiento. Enferma físicamente y se encuentra con comportamientos sin control. Se mantiene la lucha de ese hombre por no sufrir y encamina sus esfuerzos en busca de la salud física y mental para no enfermar físicamente y no sufrir comportamientos sin control. En un laberinto cada vez mayor donde ese hombre no encuentra la salida. EL HOMBRE ACTUAL.

Donde esta la salida si estas en un laberinto sin salida. En poner la observación no en el laberinto si no en las causas que llevaron al hombre al laberinto. ¿Como entro el hombre en el laberinto que ha creado? A través del sufrimiento. ¿Como puede salir el hombre del laberinto que ha creado? Dejando de sufrir. El camino de salida es el mismo camino por donde se entro. No hay que seguir buscando nuevos caminos y seguir ampliando más el laberinto humano.

Como empezó el ser humano a sufrir a través de las importancias y necesidades que se generaron al cambiar las reglas de juego de la convivencia con experiencias agradables y desagradables en su entorno y con otros seres humanos para conseguir más experiencias agradables y menos desagradables.

Como puede dejar de sufrir el ser humano. Aceptando, adaptándose, sin aferramientos, con tolerancia, paciencia con su entorno y con los otros seres humanos tanto en las experiencias agradables, como en las experiencias desagradables para vivir experiencias en un mundo diverso.